Después de pedalear y ascender hasta los 4000 m de altura, me detuve a descansar, tenía una vista privilegiada de los Andes peruanos, se los intentaré dibujar mentalmente, un cielo azul despejado con nubes enormes blancas, las pampas verdes, y otras partes un verde que se degradaba hasta hacerse amarillo, algunas vacas a lo lejos con su dueña de sombrero y vestimenta indígena y los pájaros revoloteando por donde se les daba la gana, yo aquí, sentado y preguntándome si alguna vez por un solo instante en mi vida pensé encontrarme en este preciso lugar viviendo, simplemente viviendo. Yo no practico la religión de ninguna ideología, sin embargo respeto a la gente que lo hace, pero definitivamente creo en esta energía universal que siempre nos acompaña y que de una u otra manera conspira para que todos nuestros pensamientos y sueños puedan hacerse realidad, la que me dio el impulso y la que me trajo hasta aquí, la que en términos religiosos la llamaría Dios.

m_IMG_5978

Esto es lo que andaba buscando, a esto le llamo vivir, y sin temor a equivocarme hasta el día de hoy esto no te lo enseñan en la escuela ni en la universidad, debes salir a buscarlo, yo lo hice en mi bicicleta, tu puedes hacerlo de la manera que más te plazca pero si no lo haces, habrás muerto antes de fallecer.

23 de abril (Ocros – Uripa)

Amanecimos en la comisaria de la Policía en Ocros, no se asusten, esta vez no hice nada jaja…

A las 7 de la mañana empezamos la jornada, avanzamos hasta un lugar llamado las Pampas donde desayunamos, tuve un problema con un perno de la parrilla posterior que pude solucionar momentáneamente para continuar el viaje, ascendimos un largo camino empinado que estaba terminándose de construir y los obreros de la empresa constructora nos ayudaron con agua para refrescarnos del incesante sol que nos acompañaba, bromeamos un poco con los amigos obreros quienes muy gentilmente posaron para algunas fotos que quedarán registradas en nuestro viaje, continuamos nuestro camino sin mayores contratiempos hasta llegar a Uripa donde nos abordaron unos pelados de 12 años de edad aproximadamente, Urion, Nilton y Calib, estos muchachos eran raperos y estaban preparando una presentación para el colegio donde han sabido realizar actos culturales todos los viernes y ellos estaban preparando una canción pero estaban preocupados porque la letra era muy “sángana” jaja y les iba tocar pedirles disculpas a los compañeros al final de la presentación. Me preguntaron si se rapea en Ecuador pero no sabía sí decirles que Aud es nuestro rapero más conocido.

m_IMG_5970

Urion me contó que por las laderas de la ciudad había un camino por donde pasaron los Incas y que iba hasta Argentina, ellos nos escoltaron hasta la plaza de armas del pueblo donde nos tomamos fotos con sus amigos para dejar registrado nuestro paso por Uripa.

Fuimos a la comisaría de policía del lugar donde nos recibieron muy gustosos y aquí pasaríamos la noche.

Ernesto Veintimilla

Leave a Comment